Categorías
Guías y artículos

Ideas para planificar el nuevo año

El inicio de cada año trae la oportunidad de una nueva etapa en la vida de las personas, es el momento ideal para evaluarse, celebrar los logros, reconocer los fallos o desaciertos y proponerse nuevas metas, formas de ser feliz y empezar desde cero.

Al planificar tus metas defines cada paso a realizar para cumplir con tus objetivos; esto te permite utilizar el tiempo de forma adecuada, evitar distracciones y tener una mayor autodisciplina.

¿Es posible de forma clara y sencilla organizar tu vida aun en medio de una crisis? La respuesta es sí, y radica en 4 palabras: autoconocimiento, organización, constancia y amabilidad.

A continuación, te presentaré acciones a realizar para transformar tus ilusiones y objetivos en un plan anual de metas personales:

  1. Evalúa tu vida.

La rueda de la vida es la herramienta ideal para este ejercicio: solo necesitas hacer un círculo y dividirlo en cuantas áreas necesites, coloca una puntuación del 1 al 10 a cada porción de acuerdo a cómo sientas que te encuentras en ese aspecto actualmente, une los puntos y examina el resultado, si obtuviste un circulo grande y correcto vas por buen camino, pero si has obtenido una forma extraña eso significa que tienes áreas a mejorar.

También puedes hacer la evaluación dividiendo cada área y describiendo como sientes que estás en cada una.

Imagen tomada de BCoach

  1. Realiza una lista de tus logros y desaciertos.

Esta tarea te permitirá mejorar tu autoconocimiento y autoestima, evitar futuros fallos y afianzar tus virtudes.

Muchas personas tienen dificultad autoevaluándose, es recomendable que tengas la ayuda de algún ser querido para que pueda servir de espejo.

  1. Proponte realizar pequeñas acciones para mejorar las áreas que necesitan atención basadas en tu rueda de la vida y en la lista de desaciertos.

La idea es crear hábitos que mejoren tu vida, el cuerpo requiere de unos 21 días para acostumbrarse y repetir naturalmente ciertas acciones, por ejemplo, si necesitas trabajar tu salud física un hábito podría ser cada mañana caminar durante 15 minutos de lunes a viernes.

  1. Identifica y escribe tus prioridades.
    Realízate preguntas como: ¿Qué quiero lograr? ¿Qué es más urgente para mí? ¿Por qué quiero lograrlo? ¿Es necesario? ¿Puedo hacerlo?En base a tus prioridades podrás crear el plan de metas personales.
  2. Crea tu plan de metas personales.

Establece metas claras, coloca todos los pasos a seguir, cuál será tu soporte para los momentos difíciles, el tiempo en que tendrás para cumplir con los objetivos y cuál será el premio que te darás por haber culminado una meta. Es importante que las metas sean realistas y estén basadas en tus capacidades.

Nombre de meta Pasos a seguir ¿En quién o qué te apoyarás? Tiempo para lograr la meta ¿Cuál será tu recompensa?
 

 

Mantén la mente abierta a nuevas posibilidades, crea planes alternativos, esto no significa que vas a descuidar tus objetivos, más bien es un método preventivo de auto sabotaje, vas a tener claro qué quieres y si no lo logras tendrás una opción B.

  1. Comparte tu planificación con algún ser querido y coloca una palabra clave y guía para el nuevo año, por ejemplo «El año de vencer los miedos»

En 12 meses hay mucho por hacer. No tienes que esperar fechas específicas para cambiar hábitos que te convertirán en un mejor ser humano. Recuerda incluir en tus metas el buen trato hacia los demás, pasar tiempo contigo, ahorrar, ser bondadoso y olvídate de los logros y desaciertos de los demás.

Lic. Pedro Reyes
Psicoterapeuta y Neuropsicólogo
Cultura Ciudadana

Categorías
Guías y artículos

Despedir un ciclo y agradecer un nuevo inicio.

No hay dudas de que este año se convirtió en amenaza y oportunidad, un enorme desafío por la realidad de la pandemia y todas las crisis que esta ha generado. Sin embargo, a pesar de lo difícil has activado tus recursos, demostrando precisamente esa capacidad humana de salir fortalecido de lo adverso y doloroso: la resiliencia.

Le has dado la cara a la incertidumbre ante tantos cambios en la vida personal, familiar y social. El cierre de año es un buen momento para pasar balance, detenerte a observar lo que has logrado a pesar y por encima de las dificultades.

Puedes aprovechar este tiempo para retomar algunas acciones que te generen bienestar y tranquilidad emocional:

  • Valídate, reconoce lo bueno y lo que ha sido de crecimiento en todos estos meses.
  • Repasa las metas que tenías al iniciar el año, no para reprocharte o culparte, sino más bien para pasar balance, reconocer tus avances y re agendar lo que queda pendiente.
  • Escribe tus planes y proyectos para este nuevo año.
  • Date permiso de saborear lo esencial, disfrutando un tiempo de calidad con tu gente cercana.
  • Dedica tiempo para cuidar de tu salud física y mental.
  • Agradece lo que hoy tienes, tu familia, amigos, ese proyecto que te ilusiona, ese sueño por el que estás trabajando.

Es importante celebrar la vida en estas fechas especiales en la intimidad del hogar, sin dejar de ser responsable cuidando de ti y de la gente que amas. Es cierto, no son tiempos fáciles, pero sigues diciendo si a la vida, un día a la vez, la crisis también va a
pasar y seguirás abrazando nuevas oportunidades en este nuevo comienzo.

Lic. Auris Belén
Psicóloga Clínica- Terapeuta Familiar y de parejas
Cultura Ciudadana

 

Categorías
Guías y artículos

¿Por qué mi hijo hace rabietas?

En la consulta es muy frecuente encontrar padres que se pregunten «¿Por qué mi hijo hace rabietas?». Automáticamente procedemos a preguntar «Y usted, ¿cómo responde a las rabietas de su hijo?». La respuesta que den estará orientada a la identificación  de la génesis de la situación. Procurar identificar el modelo de disciplina de los padres y la relación que tiene con los hijos son ejes ordenadores del proceso para hacer una buena intervención. 

La disciplina tiene que ver mucho con aquello que los padres buscan de sus hijos,  el lograr desarrollar  un nivel de cooperación y una actitud de hacer lo correcto, conseguir que el cerebro tenga orden y un sentido de respeto. La disciplina ayuda a corregir una conducta, pero cuando no se aplica de forma correcta, puede alterar el desarrollo integral de los hijos.

Tradicionalmente, las rabietas u otro tipo de conductas negativas se han corregido con castigos físicos o amenazas, pero se ha comprobado que no ayudan en nada. Los padres deben considerar que cada hijo es diferente y tienen estilos y necesidades diferentes, por lo que se debe procurar tener una relación sana y clara con ellos.  Recomendamos a los padres no agregar caos a las rabietas de los hijos,  buscar conectar y redirigir la atención cuando se presente la situación. Esta actitud no es para doblegar la autoridad suya, más bien es para posicionarlos en actitud de control y autoridad. 

Los hijos necesitan recursos suficientes para afrontar las situaciones que se les presenten, lograr tener una especie de brújula interna que les permitan autorregularse. Se debe entender que la conducta desadaptada es normal que se presente y en muchos casos con las rabietas, pero la expansión es una señal de falta de control. La onda expansiva que se presenta luego el enojo lleva a muchos padres a castigar de forma violenta, lo cual es un error.  Los mensajes que se trasmiten deben ser basados en la corrección de las rabietas y no el maltratar al hijo. 

La disciplina no es una camisa de fuerza, la disciplina busca orientar a los hijos en modelos de conductas y pensamientos regulados, la meta de los padres es hacer que sean los propios hijos quienes se autorregulen. 

Para disciplinar se recomienda considerar la edad, el desarrollo y el temperamento particular de cada uno. Además, motivamos a los padres para que  aprendan a conectarse con los hijos, pues esto lo ayudan a expresar sus sentimientos en formas más sana.

Categorías
Guías y artículos

El perfecto amor romántico

El amor es una construcción imaginaria que transmite unos valores culturales, acerca de a quién amar y cómo amar. La idea de vivir un permanente amor romántico es una concepción que muchas parejas llevan a sus dinámicas. Basar una relación en un perfecto amor romántico puede convertirse en un factor de riesgo para la salud de la relación.

El amor romántico es una creencia errónea que se fundamenta sobre la base de algunos mitos, lo que hace aumentar la tolerancia ante cualquier escenario de violencia.

Las parejas tienden a darle vida a ciertas distorsiones cuando vienen de patrones tradicionales. Como ejemplo está el mito de la media naranja, que lleva a construir la idea de que estamos predestinados a una pareja, otro mito es el de los celos, llegar a ver como normal que los celos son una prueba de amor o la pasión eterna, asumir que la pasión va a mantenerse a lo largo de la dinámica. Asumir estas creencias dificulta la identificación de cualquier señal de violencia.

Creer que existe una pareja ideal y el amor para toda la vida puede hacer que la pareja confíe de forma ciega y no logre ver las señales de violencia.

¿Cómo llegamos a vivir en una relación basada en amor romántico? El amor romántico es una expresión que se construye a través de la influencia cultural y familiar. La sobrevaloración del romanticismo se fomenta en formas sociales y culturales, basados en el modelo del patriarcado, donde se sobrevalora el matrimonio como sinónimo de autorrealización.

Lo indicado sería aprender a darle importancia a la afectividad como nuestra forma de ser, de amar y de expresarnos para ser lo más objetivo posible. Cuando hablamos de la afectividad lo que quiero decir es que las emociones, sentimientos, aspiraciones y estados de ánimos influyen en cómo, cuándo y a quién amamos.

Lograr identificar un amor no debe estar basado en aquello que se cree es romántico, sino en la transmisión de salud y libertad.

Ahora pensemos en cuáles pautas puedes seguir para identificar si estás viviendo una relación basada en el amor romántico:

  • Si buscas repetir patrones familiares que están basados en la cultura del patriarcado.
  • Si se dificulta poner límites por el trato que recibes.
  • Si la pareja te culpa de los conflictos que surgen cuando no respondes a sus necesidades.
  • Si tienen discusiones fuertes que impliquen alguna forma de violencia te culpa de su reacción y luego busca pedirte que se reconcilien.
  • Si atribuye su comportamiento a enfermedades o estrés.

¿Qué hacer para romper el estilo de amor romántico?

Cuando estas dentro de una relación basada en estos paradigmas, se deben luchar por potenciar la educación sentimental, facilitar el desarrollo para ganar una autoestima saludable y la autoafirmación, logrando así adquirir habilidades para afrontar problemas.

Otra recomendación es fomentar una relación sana basada en comunicación asertiva, en el respeto de las diferencias individuales, en el autocuidado y en hacer los acuerdos basados en la justicia.

Si consideras que necesitas más orientación puedes contactarnos a través de los teléfonos de la #LineaDeLaFelicidadRD marcando desde tu celular al *321 o al 809-518-8967 y desde el interior sin cargos, 809-200-0191

Categorías
Guías y artículos

Libertad en la relación de pareja

Cuando comienza una relación se unen dos historias de vida. Cada persona trae consigo una mochila de vivencias y experiencias que tienen que ver con su esencia y con lo que ha recibido y aprendido en su familia de origen.

Si bien es cierto que en la etapa inicial de enamoramiento el mayor placer es estar juntos, a medida que pasa el tiempo y para que el vínculo sea sano, se hace necesario dejar espacios libres a la distancia que marca el respeto y la aceptación mutua.

La dinámica de pareja se convierte en una danza, y hace falta mantener el equilibrio para que la cercanía constante no se vuelva asfixiante.

Cuando la relación se convierte en una fusión entonces deja de ser saludable y puede llegar a la disfuncionalidad, reflejándose en áreas tan importantes como la comunicación, el compromiso, la crianza de los hijos que resultan afectadas por la realidad de un vínculo ansioso.

Los límites son necesarios al momento de compartir la vida y es que la madurez implica cuidar el espacio individual, poder hablar de tus planes, de lo que te gustaría hacer, conceder el permiso, vivir y disfrutar a solas.

Importante decir que salvar este espacio personal no es una manera de huir ni de desconectarte de tu pareja, sino más bien una forma de cuidar tu autoestima, tu sentido de independencia y autonomía.

El respeto a la libertad de la pareja es clave para mantener el equilibrio emocional y es que resulta prudente un tiempo libre, incluso para extrañar al otro y valorar su presencia y compañía.

¿Cómo se construye un amor en libertad?
Profundiza en tu historia personal y familiar, conocerte y aceptar tu individualidad es esencial.

Crea momentos para ti. No todo tiene que ser compartido en pareja, un amor sano apuesta a dar espacio personal, cuidando de que sea para crecimiento y bienestar mutuo.

Date permiso para compartir de manera independiente con tu red de apoyo familiar y social.

Dedica tiempo para construir y cuidar tu proyecto personal: trabajo, estudio, planes, metas, intereses.

Enfócate en construir una relación en la que encuentres y aportes bienestar y tranquilidad.
Recuerda que un amor sin libertad no es sostenible en el tiempo.

Categorías
Guías y artículos

La empatía como herramienta de una sana convivencia

La empatía es la capacidad de reconocer, comprender y gestionar los sentimientos, emociones y necesidades de los demás. Esto va más allá de ponerse en el lugar o en los zapatos del otro: cuando somos empáticos logramos sentir y actuar a través de nuestra propia inteligencia emocional y salud mental.

Practicar y fomentar la empatía permite romper las barreras de desigualdad social, económica, étnico-racial, sexual, religiosa, cultural y de género que cada vez son más marcadas en las sociedades; por lo tanto, es necesaria la creación de una conciencia colectiva que facilite el desarrollo de los seres humanos y de las demás especies del planeta.

No es lo mismo la compasión que la empatía: en la compasión comprendemos el dolor del otro; en la empatía tomamos el dolor, la lucha y la alegría, las interiorizamos y damos una respuesta basada en el amor y la responsabilidad.

¿Hay una base científica que apoye la empatía?
Diversas investigaciones han estudiado la capacidad del ser humano en percibir las emociones de los demás a través de lo que se conoce como neuronas espejos. Otros estudios presentan a la imaginación como una habilidad que permite sentir y accionar desde la experiencia del otro. Aquí la explicación del porqué las personas se unen a luchas sociales fuera de su contexto.

¿Qué beneficio tiene la empatía?
Mejora las relaciones interpersonales, en especial las relaciones familiares y laborales.

Permite crear vínculos afectivos sanos.
Da sentido al proyecto de vida de las personas, unirse a una causa social es una forma de crear un legado.

Conecta las emociones, sentimientos y experiencias individuales con las colectivas.

Previene los actos delictivos: las personas empáticas evalúan constantemente las consecuencias de sus acciones.

Para ser empáticos necesitamos fomentar tres áreas de nuestra vida:
Escucha activa, el ejercicio de prestar atención al mensaje del otro, las expresiones de todo su cuerpo, en especial la mirada, la postura y los sentimientos que transmite.

Interiorización, entender las acciones, emociones y sentimientos sin juzgar, porque ningunos estamos exentos de cometer los mismos errores o pasar por situaciones parecidas.

Asertividad, expresar las ideas, sentimientos, emociones sin herir, escoger las palabras y momentos adecuados para comunicarnos.

¿Qué pasa si no puedo ser empático?
Es necesario buscar ayuda, la empatía es una capacidad adquirida y por lo tanto puede ser aprendida. Se necesita tener una buena salud mental para lograr crear una empatía cognitiva y emocional, saber lo que el otro piensa y lo que necesita.

 

Categorías
Guías y artículos

Covidianidad: el desafío de volver a la cotidianidad

Como seres humanos, a lo largo de la vida vamos pasando por distintas etapas que, si bien es cierto, generan crecimiento. Cada etapa se acompaña de crisis que nos impactan, cuando esto sucede consideramos que la vida nos pone a prueba. Si logramos enfrentar el reto de aceptar los grandes cambios que se nos presentan para seguir avanzando en todos los ámbitos de la vida cotidiana, comenzamos a madurar.

La crisis provocada por el Covid-19 se ha convertido en nuestro desafío actual. En los últimos meses se ha tenido que hacer una pausa obligatoria en el ritmo habitual como una forma de evitar ser afectado de forma directa con la enfermedad.

En principio se establecieron pautas estrictas de prevención para el confinamiento, lo que produjo un cambio en las rutinas: colegio, trabajo y otros compromisos fueron trasladados a casa, limitando significativamente el contacto con el mundo exterior. Para muchas personas esto bien pudo generar angustia, miedo, incertidumbre, desesperanza, irritabilidad y una serie de pérdidas que se han tenido que gestionar e ir afrontando en el día a día.

Ahora nos toca asumir el reto de volver a reencontrarnos y reintegrarnos al mundo que nos espera fuera de casa. «Nos disponemos a entrar de forma escalonada en una nueva fase, lo que hemos dado en llamar: convivir con el COVID-19 de manera segura».

La covidianidad es un nuevo estilo de vida ante la realidad cotidiana transformada por el virus. Esta nueva experiencia puede generar miedo e incertidumbre por ser un modelo diferente de convivencia, por lo que es válido sentir preocupación y no es posible una sensación permanente de bienestar ante la crisis actual.

A continuación, te damos unas pautas que te permitirán hacer ajustes en tu proceso de adaptación:

  • Identifica los pensamientos y emociones que vas experimentando para poder gestionarlos y autorregularlos.
  • Acepta que la realidad ha cambiado y ahora lo sano es priorizar. No es momento de relajarte, pero tampoco de exigirte ser productivo excesivamente.
  • Asume la necesidad de salir a trabajar con la responsabilidad de seguir cuidándote y tomando todas las medidas de protección y bioseguridad.
  • Mantén cerca tu red de apoyo (familiares y amigos) y comparte con ellos cómo te vas sintiendo y lo que te genera preocupación o malestar ante la nueva realidad.

Estas pautas pueden ser un gran comienzo para escribir tu nueva historia con la covidianidad; si a pesar de tus esfuerzos por mantener tu salud física y mental experimentas malestar emocional constante y significativo (altos niveles de angustia, ansiedad, depresión, entre otros) no dudes en buscar ayuda profesional. Estamos para acompañarte en la búsqueda de tu bienestar psicológico a través del Programa de Cultura Ciudadana.

Llama a la línea de la Felicidad desde el interior 809-200-0191 para celulares *321 y 809-518-8967 sin cargo.

Auris Belén Paulino
Psicóloga Clínica/ Terapeuta Familiar y de Pareja
Cultura Ciudadana

Categorías
Guías y artículos

Pautas para embarazadas en tiempos de COVID-19

La etapa del embarazo es una de las más hermosas por la cual pasa una mujer durante su desarrollo, aquí las emociones juegan su papel estelar. El COVID-19, por ser una enfermedad nueva que no ha tenido años de investigación para determinar su cura o inmunización, puede causar una gran incertidumbre y hasta temor en estado de gestación.

Antes situaciones adversas, la emoción más frecuente que podemos encontrar es el miedo o preocupación y se puede caracterizar por la sensación de ahogo, sudoración, molestias en el cuerpo, inestabilidad, sensación de mareo, miedo de morir o de perder la criatura. El papel de la familia debe ser crucial para ayudar a superar esta crisis, apoyar y escuchar cualquier inquietud, evitar causar molestias pueden ser formas para colaborar.

Garantizar estabilidad emocional ayuda a la madre a vivir de forma más tranquila su estado. La conexión emocional entre la madre y la criatura puede llevar a que el bebé sienta cualquier tipo de emoción que esté presentando.
Desde el principio de la enfermedad se ha visto invitar a no salir de los hogares y esto puede hacer que las citas para chequeos rutinarios se posterguen generando tensión. Invitamos a tomar medidas con la planificación de autocuidado y seguridad.

A continuación te recomendamos:

  • Tener acceso al teléfono para contactar a su médico de cabecera para el control y monitoreo del embarazo.
  • Evitar acercamiento con personas que presenten síntomas asociados al COVID-19.
  • Evitar las aglomeraciones de personas.
  • Preparar un bulto preventivo en un lugar accesible de la casa para evitar perder tiempo ante cualquier emergencia.
  • Considerar el tiempo que tienes de embarazo para el involucramiento en las actividades de la casa.
  • Evitar estar en lugares cerrados sin protección.
  • No exponerte a exceso de noticias que te causen inestabilidad emocional.
  • Dialogar vía telefónica con expertos de salud para ayudarte ante cualquier inquietud.
  • Concéntrate en tu estado actual no en la situación externa que no controlas.
  • Toma momentos para descansar y conectarte con el bebé, sea a través de cuentos, músicas o ejercicios de estimulación.
  • Si sientes que estás abrumada, descansa y desconéctate, date un baño, come algo ligero y descansa en la cama.
  • Si sientes más dudas e inquietudes, te invitamos a que contactes a un profesional para que te ayude. En estos momentos contar con un profesional fortalece tu salud emocional

Ivonne Guzmán
Psicóloga clínica y terapeuta familiar

Categorías
Guías y artículos

Pautas para ayudar a los niños en el manejo del estrés durante el tiempo de cuarentena por el COVID-19

A propósito de la pandemia y los ajustes que se están haciendo en los hogares con los hijos, queremos presentar una reflexión que permita analizar la situación de los niños en los hogares.

Los niños son como un árbol, necesitan condiciones para crecer y desarrollarse; los padres juegan un papel crucial para garantizar este desarrollo. El estrés que manejan los adultos puede llegar a hacer que los niños aprendan a estresarse también, y como su capacidad para afrontar los problemas es más limitado, la crisis del COVID-19 puede ser vista como un caos para su cerebro.

Los hijos necesitan responder al estrés de la forma menos dañina posible. Por lo regular, la preocupación, los enfados, incertidumbre, el miedo son parte de las representaciones para responder ante el estrés. Los padres deben informar a los niños lo que sucede y por qué no están saliendo, ni recibiendo las visitas. Se deben mostrar comprensivos ante las necesidades y sus reacciones. Es importante que se les pueda escuchar qué les preocupa, brindarles amor y atención.

Los niños precisan tranquilidad, es parte del secreto para el manejo emocional saludable. El trabajo llevado al hogar, sumadas a las responsabilidades propias de la casa, puede llegar a causar niveles de estrés elevados a los padres. Estos son momentos difíciles y los hijos están como observadores, ellos necesitan que les ayuden a organizarse en el hogar.

En la medida de lo posible, planifique actividades lúdicas, académicas, espirituales y de interacción social con los familiares por las plataformas digitales para ayudar a los hijos en su desarrollo. La planificación puede ser un gran aliado. “En tiempos de COVID-19, una convivencia saludable puede ser la gran diferencia”.

Ivonne Guzmán
Psicóloga clínica y terapeuta familiar

Categorías
Guías y artículos

La fidelidad en la relación de pareja

«Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección».

Antonie de Saint Exupéry

La fidelidad va más allá de la capacidad de mantener únicamente un contacto sentimental o sexual con la pareja, es respetar y cumplir las normas de la relación, las cuales son saludables cuando son establecidas y aceptadas por ambas partes luego de un diálogo o negociación.


A diario, los terapeutas hablan sobre la importancia de la fidelidad, el sentido de seguridad económica, sexual y sentimental que esta da, y las consecuencias de su ruptura, estando entre estas la pérdida de la confianza y el inicio de un proceso de duelo o reconstrucción de la relación.


Pero, ¿se puede ser fiel en un mundo donde todo está a la facilidad de un clic, donde se vive bombardeado de mensajes que dicen que tenerlo todo es posible en una sociedad facilitadora? La respuesta es sí, y esto radica en los límites y en aprender a estar alerta ante las situaciones que pueden ponerte en riesgo.


No existe un plan de acción perfecto, pero sí existen pautas que puedes seguir para lograr la fidelidad en tu relación, entre esas compartiré las 8 principales:

  • Practica la humildad, reconoce que existe la posibilidad de que en algún momento seas infiel.
    Identifica las situaciones, momentos o personas que te coloquen en riesgo.
  • Conversa con tu pareja sobre las necesidades insatisfechas que sientas en la relación, expresa tus emociones y miedos, y busquen soluciones alternativas.
  • Cuida tu círculo de amistad, tus amigos pueden ser tu soporte o te pueden colocar en situaciones de riesgo.
  • Practica amar desde la bondad, el deseo de ser y hacer una mejor persona.
  • Colócate límites.
  • Desarrolla un apego saludable, crea espacios para estar junto a tu pareja, pero también para ti, con actividades que te brinden bienestar.
  • Fomenta los valores dentro de tu relación, en ellos encontrarás la base que sostendrá y permitirá madurar el vínculo afectivo con tu pareja.

    Recuerda que, en el amor sano o el amor posible, buscamos y deseamos el bien del otro, y que luego de una infidelidad, se puede perdonar y recuperar la confianza en la pareja y en nosotros mismos.

Pedro Reyes
Psicoterapeuta y neuropsicólogo