La fidelidad en la relación de pareja

«Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección».

Antonie de Saint Exupéry

La fidelidad va más allá de la capacidad de mantener únicamente un contacto sentimental o sexual con la pareja, es respetar y cumplir las normas de la relación, las cuales son saludables cuando son establecidas y aceptadas por ambas partes luego de un diálogo o negociación.


A diario, los terapeutas hablan sobre la importancia de la fidelidad, el sentido de seguridad económica, sexual y sentimental que esta da, y las consecuencias de su ruptura, estando entre estas la pérdida de la confianza y el inicio de un proceso de duelo o reconstrucción de la relación.


Pero, ¿se puede ser fiel en un mundo donde todo está a la facilidad de un clic, donde se vive bombardeado de mensajes que dicen que tenerlo todo es posible en una sociedad facilitadora? La respuesta es sí, y esto radica en los límites y en aprender a estar alerta ante las situaciones que pueden ponerte en riesgo.


No existe un plan de acción perfecto, pero sí existen pautas que puedes seguir para lograr la fidelidad en tu relación, entre esas compartiré las 8 principales:

  • Practica la humildad, reconoce que existe la posibilidad de que en algún momento seas infiel.
    Identifica las situaciones, momentos o personas que te coloquen en riesgo.
  • Conversa con tu pareja sobre las necesidades insatisfechas que sientas en la relación, expresa tus emociones y miedos, y busquen soluciones alternativas.
  • Cuida tu círculo de amistad, tus amigos pueden ser tu soporte o te pueden colocar en situaciones de riesgo.
  • Practica amar desde la bondad, el deseo de ser y hacer una mejor persona.
  • Colócate límites.
  • Desarrolla un apego saludable, crea espacios para estar junto a tu pareja, pero también para ti, con actividades que te brinden bienestar.
  • Fomenta los valores dentro de tu relación, en ellos encontrarás la base que sostendrá y permitirá madurar el vínculo afectivo con tu pareja.

    Recuerda que, en el amor sano o el amor posible, buscamos y deseamos el bien del otro, y que luego de una infidelidad, se puede perdonar y recuperar la confianza en la pareja y en nosotros mismos.

Pedro Reyes
Psicoterapeuta y neuropsicólogo

Notas de prensa