Pautas para embarazadas en tiempos de COVID-19

La etapa del embarazo es una de las más hermosas por la cual pasa una mujer durante su desarrollo, aquí las emociones juegan su papel estelar. El COVID-19, por ser una enfermedad nueva que no ha tenido años de investigación para determinar su cura o inmunización, puede causar una gran incertidumbre y hasta temor en estado de gestación.

Antes situaciones adversas, la emoción más frecuente que podemos encontrar es el miedo o preocupación y se puede caracterizar por la sensación de ahogo, sudoración, molestias en el cuerpo, inestabilidad, sensación de mareo, miedo de morir o de perder la criatura. El papel de la familia debe ser crucial para ayudar a superar esta crisis, apoyar y escuchar cualquier inquietud, evitar causar molestias pueden ser formas para colaborar.

Garantizar estabilidad emocional ayuda a la madre a vivir de forma más tranquila su estado. La conexión emocional entre la madre y la criatura puede llevar a que el bebé sienta cualquier tipo de emoción que esté presentando.
Desde el principio de la enfermedad se ha visto invitar a no salir de los hogares y esto puede hacer que las citas para chequeos rutinarios se posterguen generando tensión. Invitamos a tomar medidas con la planificación de autocuidado y seguridad.

A continuación te recomendamos:

  • Tener acceso al teléfono para contactar a su médico de cabecera para el control y monitoreo del embarazo.
  • Evitar acercamiento con personas que presenten síntomas asociados al COVID-19.
  • Evitar las aglomeraciones de personas.
  • Preparar un bulto preventivo en un lugar accesible de la casa para evitar perder tiempo ante cualquier emergencia.
  • Considerar el tiempo que tienes de embarazo para el involucramiento en las actividades de la casa.
  • Evitar estar en lugares cerrados sin protección.
  • No exponerte a exceso de noticias que te causen inestabilidad emocional.
  • Dialogar vía telefónica con expertos de salud para ayudarte ante cualquier inquietud.
  • Concéntrate en tu estado actual no en la situación externa que no controlas.
  • Toma momentos para descansar y conectarte con el bebé, sea a través de cuentos, músicas o ejercicios de estimulación.
  • Si sientes que estás abrumada, descansa y desconéctate, date un baño, come algo ligero y descansa en la cama.
  • Si sientes más dudas e inquietudes, te invitamos a que contactes a un profesional para que te ayude. En estos momentos contar con un profesional fortalece tu salud emocional

Ivonne Guzmán
Psicóloga clínica y terapeuta familiar

Notas de prensa