Categorías
Guías y artículos

Pasos para encontrar a tu pareja ideal

Desde la adolescencia vamos pensando en la pareja perfecta, aquella persona con la cual compartiremos gustos, valores, sueños y proyectos; ese hombre o mujer que hará nuestra vida un poco más feliz, pero ¿Es posible encontrarla?

Parece que esta tarea es difícil o imposible, sin embargo, la clave está en diseñar y planificar la búsqueda. En este artículo te compartiré algunos pasos y recomendaciones para que esa parte de tu proyecto de vida sea menos traumática.

  1. Ten claro lo que deseas
    El primer paso es identificar y determinar lo que te gusta y lo que no te gusta. Con lápiz y papel reflexiona sobre aspectos relacionados con la apariencia física, los valores, el proyecto de vida, la personalidad, la espiritualidad, la profesión, el estado civil y la existencia o no de hijos.Una vez tengas listo el perfil de tu futura pareja responder estas 4 preguntas: ¿Cómo quiero que sea? ¿Qué  es imprescindible? ¿Qué no soportaría? ¿En qué puedo ser flexible?
  1. Sé realista y ajusta las expectativas
    No encontrarás a alguien que cumpla con todo el perfil, por lo tanto tendrás que ser flexible en algún punto, pero no te conformes con lo poco, ten claro lo que es vital para ti.
  1. Desaprende ideas románticas
    Esta búsqueda también necesita que cambies la forma de ver las relaciones de pareja y tus ideas románticas del amor, por ejemplo: tú pareja no te pertenece,  tu felicidad no depende de la otra persona, el amor no todo lo puede, no existen almas gemelas.
  1. Socializa
    Las aplicaciones ayudan en el proceso de búsqueda, pero si no tienes una vida social activa  será más difícil conocer nuevas personas. La clave es salir y compartir, pero con atención plena, no con la intención de buscar carnada.
  1. Trabaja en ti
    No olvides que eres un ser humano valioso e importante, pero también tienes áreas a mejorar. Practica el autocuidado, trabaja tus relaciones sociales, tu cuerpo, tu salud, tu espiritualidad, tus proyectos.
  1. Evalúa a la persona luego de conocerse
    Luego de tener un tiempo saliendo piensa en cómo te hace sentir esa persona, si cumple con lo que buscas y si te brinda bienestar. En base a este ejercicio tendrás fundamento para conocer si vale la pena o no seguir saliendo.
  1. Por atención a las banderas rojas
    Si la persona está teniendo conductas de control hacia tus emociones, acciones, cuerpo, vida social, ropa, espiritualidad, etc. es importante que tomes distancia.
  1. Establece límites
    El error de muchas y muchos es violentar sus propias reglas. Si eres consciente de que con quien sales o piensas salir no se adapta o cumple a tu perfil deseado ¿Cuál crees que será el resultado?
  1. Sé paciente
    No tomes decisiones apresuradas basándote en la necesidad o deseo de estar en pareja, lleva el proceso con calma.

Recuerda que a la primera persona que debes encontrar es a ti. Pasamos mucho tiempo queriendo compartir los planes, sueños, metas y proyectos con los demás y olvidamos el vivir el aquí y el ahora con nosotros.

Categorías
Guías y artículos

Se terminó lo nuestro, ¿cómo lo proceso?

Con frecuencia nos enteramos sobre alguien que ha terminado la relación amorosa con su pareja o quizá se está divorciando, o incluso, puede ser también nuestro caso.

El final de una relación amorosa puede llevarnos a transitar a través de una mezcla de emociones y sentimientos, que de no saber cómo manejarlos, podría afectar nuestro estilo de vida. Una ruptura trae consigo un proceso de ajuste emocional conocido como duelo amoroso dónde se suele sentir ira, tristeza, angustia, soledad o abandono.

Sentir en algunos días que has superado el tema o en otros que extrañas a esa persona, es completamente normal. Nuestra mente y nuestras emociones necesitan tiempo para asimilar una nueva realidad, en este caso, sería reorganizar nuestra vida sin esa persona.

La complejidad del proceso tiene mucho que ver con diferentes factores. El tipo de relación que acaba de terminar, la duración que esta tuvo, el contexto de la ruptura y el nivel de dependencia o apego que tenías con esa persona y sobre todo, que tan resiliente es nuestra personalidad.

La resiliencia es la capacidad de adaptarnos y sobreponernos ante los cambios. Esta nos permite mantener el equilibrio emocional, a pesar de la sensación de pérdida y poder seguir avanzando hacia adelante en el proceso.

A continuación, te presento algunas recomendaciones que puedes implementar en caso de estar atravesando por un duelo amoroso, así como también, si conoces a alguien que necesite apoyo sobre este tema:

  • Ten paciencia con tu proceso: en este caso, sentir dolor es normal, lo recomendable es aceptarlo y afrontarlo teniendo en cuenta que no hay una fecha determinada para decir que lo superaste, cada quien ha de vivirlo a un ritmo diferente.
  • Mantén tus relaciones activas: evita el aislamiento, compartir con tus seres queridos, será de gran ayuda.
  • Mira hacia adelante: analizar en retrospectiva en busca de aprendizaje es bueno, por el contrario, repasar una y otra vez los eventos sucedidos, puede aumentar el malestar emocional.
  • Date tiempo solo o sola: No es recomendable usar la técnica de encubrir el dolor enganchándonos en una nueva relación. Permítete conectar con tu interior y sanar antes de unirte a otra persona.
  • Se prudente en el uso de alcohol y consumo de canciones que hablen de desamor pues pueden inducirte a un estado de ánimo triste o melancólico.
  • Practica el autocuidado. Trátate bien, se bueno contigo. No descuides tu alimentación ni tu tiempo de descanso, eleva tu calidad de vida, esto aumentará la sensación de bienestar, haciendo más llevadero el proceso.

Hablar con alguien de confianza sobre cómo te sientes es una forma de ventilar tus emociones y descubrir una nueva perspectiva de lo ocurrido. Si te toma tiempo sobreponerte y necesitas acompañamiento emocional, puedes comunicarte con nosotros a la Línea de Atención de Cultura Ciudadana marcando *321 desde tu móvil o escribiéndonos por WhatsApp a los siguientes números: 829-470-5021 y 829-261-5982.

Categorías
Guías y artículos

Los límites: ingrediente especial que toda relación sana de pareja necesita

Muchas personas le tienen miedo y rechazo a los límites ya que se aferran a la errónea idea de que los límites hacen daño y crean un distanciamiento emocional entre los miembros de la pareja, sin saber que sucede todo lo contrario. Un límite es aquella línea invisible que se traza entre el mundo exterior y tú mismo como una estrategia saludable para definir tu interacción con el entorno. En las relaciones de parejas, los límites te ayudarán a comunicarle a esa persona especial cómo esperas y deseas que sea el trato en su dinámica amorosa y cuáles son las consecuencias cuándo estos acuerdos no se cumplen.

Cuando no comunicamos nuestros límites o cuando la otra persona los violenta por desconocimiento, podemos llegar a sentir agobio, resentimiento, ansiedad, incomodidad, injusticia, ira; resultando en un malestar generalizado en la dinámica de pareja. Entonces, ¿qué podemos hacer para minimizar el disgusto en nuestra relación de pareja? Lo primero que hay que hacer es reconocer que tenemos necesidades básicas por satisfacer y que una de éstas es “tener sentido de pertenencia y amor”. Esto se logra teniendo una dinámica saludable de pareja que te haga sentir seguro, validado, escuchado, valorado, respetado como persona.

Lo segundo es identificar cuáles acciones o comportamientos son aceptados y tolerados por ti. El tercer paso será comunicarle a tu pareja de manera respetuosa tu límite y su importancia. Por ejemplo, si para ti el sentirte escuchado implica no usar el celular mientras conversan, entonces le estarías comunicando a tu pareja de manera directa que, durante los momentos de intimidad o cuando estén sosteniendo una conversación, se debe de evitar el uso de cualquier aparto electrónico para que puedas sentir a tu pareja presente.

El cuarto paso es comunicar cuáles son las consecuencias si este límite no se cumple, pudiese ser algo como: “No voy a continuar esta conversación mientras estés usando el celular”. Es de vital importancia que tú también puedas respetar tus propios límites, para que la otra persona note que eres congruente con lo que dices y haces, y reconozca lo importante que es para ti.

Cuando la pareja comunica el límite, es el deber del otro miembro respetarlo y hacer las preguntas pertinentes para clarificar sus dudas. Es importante tener presente que los límites deben de estar en constante evaluación. Al momento de establecer tu límite, evalúa si está funcionando como esperado y si está beneficiando tu relación de pareja y bienestar individual. En caso de que notes que no estás obteniendo los resultados esperados, puedes reflexionar sobre qué pudiese estar haciendo falta para reformular el límite y conversarlo con tu pareja, o bien buscar ayuda de un profesional de la salud mental para que los ayude en este proceso.

Si deseas tener una relación de pareja saludable, dónde abunde el respeto y la empatía, es necesario establecer límites personales claros y sanos. Te permitirá satisfacer tus necesidades e identidad como persona, mientras reconoces al mismo tiempo las necesidades y la identidad de tu pareja. Permitiéndole a ambos miembros de la pareja alcanzar un mayor bienestar.

Puedes solicitar nuestros servicios de asistencia psicológica para parejas a través de la línea de atención de Cultura Ciudadana llamando al *321 o escribiendo al WhatsApp al 829-470-5021.

Categorías
Guías y artículos

Conociendo la Línea de Atención de Cultura Ciudadana

La línea de Atención de Cultura Ciudadana de Supérate, es un servicio de asistencia psicológica gratuita y confidencial, donde especialistas en salud mental, brindan contención emocional y psicoeducación a ciudadanos y ciudadanas.

A diario, recibimos una gran cantidad de llamadas de personas con historias maravillosas que tienen el coraje de expresar sus más íntimos conflictos internos y mediante el acompañamiento de nuestro equipo, han podido mejorar considerablemente su calidad de vida.

Los motivos de consultas más comunes están relacionados con temas familiares y de pareja, estrés, ansiedad, tristeza, hábitos negativos o personas que desean acompañamiento psicológico para lograr el bienestar en sus vidas.

En lo que va de año desde La línea de Atención de Cultura Ciudadana se han realizado más 700 asistencias emocionales a usuarios de ambos sexos, mayores de 18 años en diferentes puntos del territorio nacional, con una mayor afluencia de los residentes del gran Santo Domingo, y varias provincias del sur.

¿Cómo funciona la línea?

El proceso inicia con una llamada totalmente gratis desde el celular al *321 o escribiendo a nuestro número de WhatsApp: 829-470-5021, luego se procede a brindar las informaciones necesarias del servicio, se identifica la necesidad del usuario o usuaria a nivel de salud mental y se agenda la cita de acuerdo a la disponibilidad.

En caso de que, al momento del primer contacto, se requiera algún tipo de intervención de emergencia o contención emocional, se brindara el servicio de forma inmediata.

Luego de la primera asistencia, el psicólogo se encarga de agendar citas subsiguientes, conforme a la necesidad individual de cada usuario y usuaria.

Desde Cultura Ciudadana, invitamos a cada ciudadana y ciudadano que quiera mejorar su relación de pareja, o bien necesite tratar temas como los antes mencionados a usar las vías de contacto e iniciar su proceso de asistencia con nuestro equipo de psicólogos. Es tiempo de valorar nuestra salud mental, y esto inicia con fomentar todo aquello que nos genera paz y bienestar. ¿Qué mejor primer paso que contactarnos hoy mismo?

Categorías
Guías y artículos

La cara humana y desconocida del deseo sexual masculino

Imagina que tu novio o esposo te dice que esta noche no tiene deseos de tener intimidad sexual contigo. ¿Qué es lo primero que te cruza por la cabeza? Posiblemente pensamientos de baja valía propia (“¿será que no soy una mujer atractiva o suficiente para él?”), que cuestionen la masculinidad de tu pareja (“ese no es un hombre de verdad”) o relacionadas a la sospecha de una posible infidelidad (“eso fue que resolvió en la calle con otra”). Pero… ¿has pensado que simplemente tu pareja no tiene deseo sexual y que está en su derecho de rechazar amablemente una propuesta?

Este tipo de escenario sucede más a menudo de lo que podamos imaginar. Así como las mujeres tenemos expectativas impuestas por la sociedad por el simple hecho de ser mujer, los hombres también las tienen y el peso es mayor cuando hablamos sobre uno de los ejes principales del ser humano: su sexualidad. Los roles género y las expectativas que se desarrollan a partir de ésta afectan la manera en que un ser humano se relaciona consigo mismo y con su entorno, incluyendo la esfera sexual. Estos papeles que definen nuestras actuaciones se aprenden a temprana edad y suelen determinar el curso de nuestra vida.

Ahora… ¿en algún momento has cuestionado el guión escrito y vendido a los hombres? Aquí te compartimos algunos:

– Los hombres solo pueden expresar emociones asociadas a la “verdadera” masculinidad (enojo, ira).
– El hombre siempre va a tener deseo sexual y estará en su mejor disposición de tener relaciones sexuales.
– El hombre siempre tendrá la iniciativa de proponer tener intimidad sexual y emplea un rol activo en la misma.
– Todo contacto físico tiene que terminar en sexo.
– La presencia o ausencia de una erección determina su masculinidad.
– Durante la relación sexual, lo que cuenta es el rendimiento.

¿Qué mensaje les estamos dejando a los hombres? ¿Has pensado en cómo estas exigencias afectan al hombre, tus encuentros sexuales y tu relación de pareja cómo tal? Estas suposiciones refuerzan la masculinidad tóxica en nuestra sociedad. Es importante empezar a reconocer y normalizar que el hombre puede indicar en ocasiones tener bajo deseo sexual, tiene el derecho de rechazar encuentros sexuales, puede perder la erección en un momento dado, pueda interiorizar que la ausencia de orgasmo no determina que tan satisfactorio fue para él un encuentro sexual, entre otras situaciones relacionadas a la sexualidad. Lo más importante es que nada de esto define la valía de una persona y su esencia como tal.

Queremos hombres libres de sentirse vulnerables y que puedan conectar con sus necesidades básicas y sus emociones; hombres que puedan comunicar abiertamente su sentir sin sentirse juzgados, menospreciados y sin que pongan en duda su masculinidad. Cambiemos nuestro diálogo, cambiemos nuestras expectativas.

Categorías
Guías y artículos

¿Es suficiente sentir amor?

No hay dudas de que el amor es el ingrediente esencial cuando se trata de iniciar o permanecer en una relación de pareja. Sin embargo, hay que decir que a la experiencia de estar enamorados le hacen falta otros valores sin los cuales el vínculo amoroso se debilita o sencillamente muere.

Hablemos de algunos elementos claves para construir una relación de pareja sana y estable:

Confianza: es aliada del amor, creer en la persona con la que estas compartiendo la vida, sentir la tranquilidad de que el sentimiento es mutuo y cada uno actúa con coherencia evitando lo que pueda causar malestar o daños dentro de la relación.

Respeto: tiene que ver con la valoración y la admiración de la forma de ser y de actuar de la pareja, además de reconocer los límites y los espacios que cada uno merece y necesita para sentirse libre y comprendido.

Compromiso: se va construyendo con el paso del tiempo, es la decisión de elegir a otra persona y saber estar presente en la vida diaria, a través de actos de amor y servicio y de un proyecto en común.

Lealtad y fidelidad: valores esenciales a través de los cuales se deja sentir la honestidad, apoyo, cercanía e interés genuino de dos personas que en su libertad deciden quererse y compartir juntos.

Igualdad: un valor importantísimo, que permite descubrir que cada uno tiene el mismo valor dentro de la relación, que ambos aportan, cuidan y nutren el vínculo que los une. Nadie es superior en la relación, más bien, son dos compañeros de viaje que se motivan a crecer y se disfrutan mutuamente.

Estos y otros elementos tales como la comunicación y la compatibilidad son los que nutren y permiten que una pareja viva y refleje un amor sano, libre y sostenible en el tiempo.

Siempre es bueno revisar la forma en que te estas relacionando con tu pareja, si identificas que necesitan fortalecer algunos valores es momento de dialogarlo y comenzar a trabajar en ello. A través de la línea de Cultura Ciudadana el equipo de psicólogos estamos para brindar soporte para temas de pareja, te puedes comunicar con nosotros marcando *321, recibirás asistencia gratuita y confidencial.

Categorías
Guías y artículos

¿Cómo hacer que mi relación tenga El Real Cariño?

 

El tener una relación de pareja feliz y duradera está dentro las metas de gran parte de las personas. La sociedad se ha encargado de promocionar modelos de relaciones basadas en el amor romántico, ese amor que se dice es eterno, sacrificado y con almas gemelas: el resultado al final es un amor no saludable.

Al hablar de El Real Cariño nos referimos al modelo de relación donde promocionamos una forma libre y en bienestar de amar, donde la comunicación, el respeto y la confianza logran ser el centro de la pareja.

Lo primero para construir esta forma de relacionarme con mi pareja es olvidar los mitos del amor romántico. A continuación, te ayudamos con esto:

Mito Realidad
Todos tenemos una media naranja.

 

 

Ya estás completo, no necesitas otra mitad, más bien alguien que complemente lo que tienes.
El amor todo lo puede.

 

Para que una relación funcione hace falta comunicación, respeto, fidelidad y comprensión.
Los polos opuestos se atraen.

 

Mientras más diferentes somos, más conflictos tendremos en el futuro, debemos tener algo en común con nuestra pareja.
Los celos son una prueba de amor. Quien te quiere, no te controla.

 

Es importante que evalúes cómo van las cosas en la relación, una revisión personal y luego en pareja de todo lo que deben mejorar, si se les dificultad hablar, escribir sería una buena opción.

Al terminar la revisión de la relación es necesario que diseñen un plan de mejora, reglas, compromisos y responsabilidad que asumirán y deberán cumplir. Esto les permitirá evitar caer de nuevo en un mismo error y que constantemente se saquen a relucir situaciones particulares.

No olvidar incluir el compromiso, la lealtad, el respeto, la comunicación y la confianza como valores de la relación, también en este tipo de relación la igualdad es imprescindible, ambos podemos asumir responsabilidades del hogar.

Desarrollen su proyecto de vida familiar, esto ayuda a las parejas a estar centradas en el futuro y optimistas. Si tienen dificultad para hacer el proyecto, pueden empezar un mapa de sueños, colocar todo lo que desean hacer con imágenes.

Incluir los autocuidados en la relación, pasar tiempo juntos, expresar afecto, dedicar tiempo a la intimidad, no hacer a los hijos partícipes de los conflictos.

Por último recordar que siempre habrán desacuerdos; es necesario buscar ayuda cuando la relación de pareja y la relación con uno mismo no va bien.

Categorías
Guías y artículos

Ideas para planificar el nuevo año

El inicio de cada año trae la oportunidad de una nueva etapa en la vida de las personas, es el momento ideal para evaluarse, celebrar los logros, reconocer los fallos o desaciertos y proponerse nuevas metas, formas de ser feliz y empezar desde cero.

Al planificar tus metas defines cada paso a realizar para cumplir con tus objetivos; esto te permite utilizar el tiempo de forma adecuada, evitar distracciones y tener una mayor autodisciplina.

¿Es posible de forma clara y sencilla organizar tu vida aun en medio de una crisis? La respuesta es sí, y radica en 4 palabras: autoconocimiento, organización, constancia y amabilidad.

A continuación, te presentaré acciones a realizar para transformar tus ilusiones y objetivos en un plan anual de metas personales:

  1. Evalúa tu vida.

La rueda de la vida es la herramienta ideal para este ejercicio: solo necesitas hacer un círculo y dividirlo en cuantas áreas necesites, coloca una puntuación del 1 al 10 a cada porción de acuerdo a cómo sientas que te encuentras en ese aspecto actualmente, une los puntos y examina el resultado, si obtuviste un circulo grande y correcto vas por buen camino, pero si has obtenido una forma extraña eso significa que tienes áreas a mejorar.

También puedes hacer la evaluación dividiendo cada área y describiendo como sientes que estás en cada una.

Imagen tomada de BCoach

  1. Realiza una lista de tus logros y desaciertos.

Esta tarea te permitirá mejorar tu autoconocimiento y autoestima, evitar futuros fallos y afianzar tus virtudes.

Muchas personas tienen dificultad autoevaluándose, es recomendable que tengas la ayuda de algún ser querido para que pueda servir de espejo.

  1. Proponte realizar pequeñas acciones para mejorar las áreas que necesitan atención basadas en tu rueda de la vida y en la lista de desaciertos.

La idea es crear hábitos que mejoren tu vida, el cuerpo requiere de unos 21 días para acostumbrarse y repetir naturalmente ciertas acciones, por ejemplo, si necesitas trabajar tu salud física un hábito podría ser cada mañana caminar durante 15 minutos de lunes a viernes.

  1. Identifica y escribe tus prioridades.
    Realízate preguntas como: ¿Qué quiero lograr? ¿Qué es más urgente para mí? ¿Por qué quiero lograrlo? ¿Es necesario? ¿Puedo hacerlo?En base a tus prioridades podrás crear el plan de metas personales.
  2. Crea tu plan de metas personales.

Establece metas claras, coloca todos los pasos a seguir, cuál será tu soporte para los momentos difíciles, el tiempo en que tendrás para cumplir con los objetivos y cuál será el premio que te darás por haber culminado una meta. Es importante que las metas sean realistas y estén basadas en tus capacidades.

Nombre de meta Pasos a seguir ¿En quién o qué te apoyarás? Tiempo para lograr la meta ¿Cuál será tu recompensa?
 

 

Mantén la mente abierta a nuevas posibilidades, crea planes alternativos, esto no significa que vas a descuidar tus objetivos, más bien es un método preventivo de auto sabotaje, vas a tener claro qué quieres y si no lo logras tendrás una opción B.

  1. Comparte tu planificación con algún ser querido y coloca una palabra clave y guía para el nuevo año, por ejemplo «El año de vencer los miedos»

En 12 meses hay mucho por hacer. No tienes que esperar fechas específicas para cambiar hábitos que te convertirán en un mejor ser humano. Recuerda incluir en tus metas el buen trato hacia los demás, pasar tiempo contigo, ahorrar, ser bondadoso y olvídate de los logros y desaciertos de los demás.

 

Categorías
Guías y artículos

Despedir un ciclo y agradecer un nuevo inicio.

No hay dudas de que este año se convirtió en amenaza y oportunidad, un enorme desafío por la realidad de la pandemia y todas las crisis que esta ha generado. Sin embargo, a pesar de lo difícil has activado tus recursos, demostrando precisamente esa capacidad humana de salir fortalecido de lo adverso y doloroso: la resiliencia.

Le has dado la cara a la incertidumbre ante tantos cambios en la vida personal, familiar y social. El cierre de año es un buen momento para pasar balance, detenerte a observar lo que has logrado a pesar y por encima de las dificultades.

Puedes aprovechar este tiempo para retomar algunas acciones que te generen bienestar y tranquilidad emocional:

  • Valídate, reconoce lo bueno y lo que ha sido de crecimiento en todos estos meses.
  • Repasa las metas que tenías al iniciar el año, no para reprocharte o culparte, sino más bien para pasar balance, reconocer tus avances y re agendar lo que queda pendiente.
  • Escribe tus planes y proyectos para este nuevo año.
  • Date permiso de saborear lo esencial, disfrutando un tiempo de calidad con tu gente cercana.
  • Dedica tiempo para cuidar de tu salud física y mental.
  • Agradece lo que hoy tienes, tu familia, amigos, ese proyecto que te ilusiona, ese sueño por el que estás trabajando.

Es importante celebrar la vida en estas fechas especiales en la intimidad del hogar, sin dejar de ser responsable cuidando de ti y de la gente que amas. Es cierto, no son tiempos fáciles, pero sigues diciendo si a la vida, un día a la vez, la crisis también va a
pasar y seguirás abrazando nuevas oportunidades en este nuevo comienzo.

 

 

Categorías
Guías y artículos

¿Por qué mi hijo hace rabietas?

En la consulta es muy frecuente encontrar padres que se pregunten «¿Por qué mi hijo hace rabietas?». Automáticamente procedemos a preguntar «Y usted, ¿cómo responde a las rabietas de su hijo?». La respuesta que den estará orientada a la identificación  de la génesis de la situación. Procurar identificar el modelo de disciplina de los padres y la relación que tiene con los hijos son ejes ordenadores del proceso para hacer una buena intervención. 

La disciplina tiene que ver mucho con aquello que los padres buscan de sus hijos,  el lograr desarrollar  un nivel de cooperación y una actitud de hacer lo correcto, conseguir que el cerebro tenga orden y un sentido de respeto. La disciplina ayuda a corregir una conducta, pero cuando no se aplica de forma correcta, puede alterar el desarrollo integral de los hijos.

Tradicionalmente, las rabietas u otro tipo de conductas negativas se han corregido con castigos físicos o amenazas, pero se ha comprobado que no ayudan en nada. Los padres deben considerar que cada hijo es diferente y tienen estilos y necesidades diferentes, por lo que se debe procurar tener una relación sana y clara con ellos.  Recomendamos a los padres no agregar caos a las rabietas de los hijos,  buscar conectar y redirigir la atención cuando se presente la situación. Esta actitud no es para doblegar la autoridad suya, más bien es para posicionarlos en actitud de control y autoridad. 

Los hijos necesitan recursos suficientes para afrontar las situaciones que se les presenten, lograr tener una especie de brújula interna que les permitan autorregularse. Se debe entender que la conducta desadaptada es normal que se presente y en muchos casos con las rabietas, pero la expansión es una señal de falta de control. La onda expansiva que se presenta luego el enojo lleva a muchos padres a castigar de forma violenta, lo cual es un error.  Los mensajes que se trasmiten deben ser basados en la corrección de las rabietas y no el maltratar al hijo. 

La disciplina no es una camisa de fuerza, la disciplina busca orientar a los hijos en modelos de conductas y pensamientos regulados, la meta de los padres es hacer que sean los propios hijos quienes se autorregulen. 

Para disciplinar se recomienda considerar la edad, el desarrollo y el temperamento particular de cada uno. Además, motivamos a los padres para que  aprendan a conectarse con los hijos, pues esto lo ayudan a expresar sus sentimientos en formas más sana.