Despedir un ciclo y agradecer un nuevo inicio.

No hay dudas de que este año se convirtió en amenaza y oportunidad, un enorme desafío por la realidad de la pandemia y todas las crisis que esta ha generado. Sin embargo, a pesar de lo difícil has activado tus recursos, demostrando precisamente esa capacidad humana de salir fortalecido de lo adverso y doloroso: la resiliencia.

Le has dado la cara a la incertidumbre ante tantos cambios en la vida personal, familiar y social. El cierre de año es un buen momento para pasar balance, detenerte a observar lo que has logrado a pesar y por encima de las dificultades.

Puedes aprovechar este tiempo para retomar algunas acciones que te generen bienestar y tranquilidad emocional:

  • Valídate, reconoce lo bueno y lo que ha sido de crecimiento en todos estos meses.
  • Repasa las metas que tenías al iniciar el año, no para reprocharte o culparte, sino más bien para pasar balance, reconocer tus avances y re agendar lo que queda pendiente.
  • Escribe tus planes y proyectos para este nuevo año.
  • Date permiso de saborear lo esencial, disfrutando un tiempo de calidad con tu gente cercana.
  • Dedica tiempo para cuidar de tu salud física y mental.
  • Agradece lo que hoy tienes, tu familia, amigos, ese proyecto que te ilusiona, ese sueño por el que estás trabajando.

Es importante celebrar la vida en estas fechas especiales en la intimidad del hogar, sin dejar de ser responsable cuidando de ti y de la gente que amas. Es cierto, no son tiempos fáciles, pero sigues diciendo si a la vida, un día a la vez, la crisis también va a
pasar y seguirás abrazando nuevas oportunidades en este nuevo comienzo.

 

 

Autor: Lic. Auris Belén, Psicóloga Clínica- Terapeuta Familiar y de parejas Cultura Ciudadana

Notas de prensa