Pasos para encontrar a tu pareja ideal

Desde la adolescencia vamos pensando en la pareja perfecta, aquella persona con la cual compartiremos gustos, valores, sueños y proyectos; ese hombre o mujer que hará nuestra vida un poco más feliz, pero ¿Es posible encontrarla?

Parece que esta tarea es difícil o imposible, sin embargo, la clave está en diseñar y planificar la búsqueda. En este artículo te compartiré algunos pasos y recomendaciones para que esa parte de tu proyecto de vida sea menos traumática.

  1. Ten claro lo que deseas
    El primer paso es identificar y determinar lo que te gusta y lo que no te gusta. Con lápiz y papel reflexiona sobre aspectos relacionados con la apariencia física, los valores, el proyecto de vida, la personalidad, la espiritualidad, la profesión, el estado civil y la existencia o no de hijos.Una vez tengas listo el perfil de tu futura pareja responder estas 4 preguntas: ¿Cómo quiero que sea? ¿Qué  es imprescindible? ¿Qué no soportaría? ¿En qué puedo ser flexible?
  1. Sé realista y ajusta las expectativas
    No encontrarás a alguien que cumpla con todo el perfil, por lo tanto tendrás que ser flexible en algún punto, pero no te conformes con lo poco, ten claro lo que es vital para ti.
  1. Desaprende ideas románticas
    Esta búsqueda también necesita que cambies la forma de ver las relaciones de pareja y tus ideas románticas del amor, por ejemplo: tú pareja no te pertenece,  tu felicidad no depende de la otra persona, el amor no todo lo puede, no existen almas gemelas.
  1. Socializa
    Las aplicaciones ayudan en el proceso de búsqueda, pero si no tienes una vida social activa  será más difícil conocer nuevas personas. La clave es salir y compartir, pero con atención plena, no con la intención de buscar carnada.
  1. Trabaja en ti
    No olvides que eres un ser humano valioso e importante, pero también tienes áreas a mejorar. Practica el autocuidado, trabaja tus relaciones sociales, tu cuerpo, tu salud, tu espiritualidad, tus proyectos.
  1. Evalúa a la persona luego de conocerse
    Luego de tener un tiempo saliendo piensa en cómo te hace sentir esa persona, si cumple con lo que buscas y si te brinda bienestar. En base a este ejercicio tendrás fundamento para conocer si vale la pena o no seguir saliendo.
  1. Por atención a las banderas rojas
    Si la persona está teniendo conductas de control hacia tus emociones, acciones, cuerpo, vida social, ropa, espiritualidad, etc. es importante que tomes distancia.
  1. Establece límites
    El error de muchas y muchos es violentar sus propias reglas. Si eres consciente de que con quien sales o piensas salir no se adapta o cumple a tu perfil deseado ¿Cuál crees que será el resultado?
  1. Sé paciente
    No tomes decisiones apresuradas basándote en la necesidad o deseo de estar en pareja, lleva el proceso con calma.

Recuerda que a la primera persona que debes encontrar es a ti. Pasamos mucho tiempo queriendo compartir los planes, sueños, metas y proyectos con los demás y olvidamos el vivir el aquí y el ahora con nosotros.

Autor: Licdo. Pedro Reyes, Psicólogo general, especialista en neuropsicología

Notas de prensa